JOAQUIN BERNADO. HILO SEDA Y ORO

Descargar libro JOAQUIN BERNADO. HILO SEDA Y ORO español gratis

Libro del gran escritor JUAN GONZALEZ SOTO , 2014 autor de 296 paginas completamente en español y traducidas a diferentes idiomas de la mano de la editorial y distribuidora BELLATERRA sobre el genero Arte titulado JOAQUIN BERNADO. HILO SEDA Y ORO, disponible en varios formatos como epub o PDF listos para leer. 9788472906914

  • Categoria Arte
  • Autor JUAN GONZALEZ SOTO , 2014
  • Editorial BELLATERRA
  • Paginas 296
  • ISBN 9788472906914

Sinopsis y resumen del libro JOAQUIN BERNADO. HILO SEDA Y ORO

Joaquín Bernadó Bartomeu nació en Santa Coloma de Gramanet el 16 de agosto de 1935.

Aún no ha cumplido los dieciocho años cuando, el 15 de mayo de 1953, debuta con picadores en la plaza de toros de Ledesma.

Su primer cronista, Delfín Val Jarrín, define así su toreo:

Nervioso, frío, tranquilo, tiene un ángel.

Su ángel está en el templo, en la delicadeza, en la suavidad con la que juega y mueve el manto y la muleta, en la manera natural de interpretar la corrida de toros que tiene el niño.

Apenas un año después, en el mes de julio de 1954, escribe K-Hito:

Si no se demuestra que Joaquín Bernadó nació en Santa Coloma, habría que pedir su partida de nacimiento en la parroquia de Santa Ana, en Sevilla, junto a la cerámica de Triana.

Qué sabor, qué color y qué olor de torero caro!

Sus verónicas parsimoniosas, su pecho pasa más tiempo que el talgo, su arrogancia natural.

Incluso si el novillo hace una voltereta, ni siquiera se peina.

Joaquín Bernadó es elegancia con montera.

En octubre de 1975, Juan Soto Viñolo escribe:

Joaquín Bernadó tiene su lugar entre los mejores.

Su arte, su técnica, su galantería, su madurez lo demuestran.

Has ganado ese lugar por mucho tiempo y honestamente.

Lleva mucho tiempo ganándolo, dictando clases magistrales de tauromaquia cada tarde que pisa la arena.

Logra la lucha necesaria para cada vaca, y deja en la plaza de toros el perfume de su corrida descansado, atado y hermoso con la muleta planchada, suave como un cartón rojo.

El día de su despedida, el 25 de septiembre de 1983, en la Plaza de Toros Monumental de Barcelona, Mariano de la Cruz cierra su crónica:

No sólo se despide un gran maestro taurino, sino también un torero catalán admirado por todos los aficionados del mundo.

El 19 de abril de 1987, reapareció en Barcelona.

Y sigue vestido de luces hasta la Feria de San Isidro de 1990.

Es hora de preguntarse, dice Joaquín Bernadó, por qué he sido torero, mejor dicho torero.

Bueno, por qué he sido matador y sigo siéndolo, cuidado, no puedes quitarte uno así, así de fácil.

Creo que tiene mucho que ver con el hecho de que desde el principio, cuando era pequeño, mis padres me llevaron a los toros.

En ese momento entra por los ojos, entra por los ojos lo que es, por supuesto, la fiesta, los toros como fiesta.

Luego llega un momento en que me digo a mí mismo, tal vez soñando, porque esas cosas que dices cuando eres niño, no sabes si son realidad o fantasía: yo también voy a hacer esto.

Yo también voy a luchar."

Libros Relacionados